Escuela de café Cafes Baque Cafe

La planta de cafe

Este arbusto elevado, que en ocasiones alcanza los 12 metros de altura, es el origen de las deliciosas tazas de cafe que disfrutamos en casas y establecimientos de hostelería. Es una planta peculiar, tanto por sus variedades como por sus condiciones de cultivo.

El CAFETO es una de las pocas plantas que florece y da fruto al mismo tiempo. El árbol, de forma cónica, se caracteriza por la flexibilidad de sus ramas, unas hojas de color verde intenso y una flor blanca con agradable aroma a jazmín.

Puede llegar a crecer hasta los 12 metros, pero se poda a una altura de 2 ó 3 metros para facilitar la recolecta, que se hace a mano. Cada ciclo de maduración dura entre 7 y 9 meses y proporciona de medio a un kilogramo de cafe tostado, aunque alguna variedad puede llegar a los dos kilogramos.
La época de recolección varía en función de la proximidad del país productor a los trópicos. Entre octubre y febrero se recoge en los países cercanos al Trópico de Cáncer, y de mayo a julio en los más próximos al de Capricornio; en ambos casos coincidiendo con las épocas de lluvias.

SEMILLA > FÓSFORO > MARIPOSA > CAFETO > LADERA DE LAS MONTAÑAS

La semilla es el propio grano de cafe cuando aún está recubierto por un fino pergamino. Se siembre en una maceta y al cabo de 2 ó 4 semanas germina la pequeña planta (estado de FÓSFORO). Se traslada entonces a una maceta más grande, donde al cabo de 1 a 3 semanas la planta se abre (estado MARIPOSA) y permanece entre 6 y 7 meses hasta que se forma el arbusto llamado CAFETO; es entonces cuando se planta en las laderas de la montaña.

A partir de este momento pasarán 3 años para que produzca la primera cosecha. Será a partir del cuarto o quinto año desde el estado de FÓSFORO cuando el CAFETO alcance su fase de máxima producción.

La baya, cereza o drupa, que así se denomina el FRUTO del CAFETO se recolecta cuando alcanza un color rojo intenso y consta de las siguientes partes: PULPA, MUCÍLAGO, PERGAMINO Y GRANO.
La pulpa es la piel exterior de la cereza. En cada baya, cereza o drupa nos encontramos normalmente dos granos de café envueltos en una película transparente denominada pergamino, excepto cuando por malformaciones genéticas solo contienen un único grano, llamado CARACOLILLO.

Alrededor del grano, entre el pergamino y la pulpa, existe una capa llamada mucílago, compuesta por pectinas y azúcares que se eliminan con la fermentación.