Sabías que...

Para una buena conservación del café molido, una vez abierto hay que meterlo en un bote hermético en la nevera.